Educar es ayudar a desarrollar cuanto de positivo hay en el interior de cada persona. La educación Salesiana se funda en el Sistema Preventivo de San Juan Bosco, basada en tres pilares: razón, religión y amor. Principios que indican una visión armónica de la persona dotada de razón, afectividad, voluntad y apertura a la trascendencia. (1)

El amor de los educadores hacia los jóvenes crea un ambiente familiar de respeto, confianza y espontaneidad, esto conduce a los y las jóvenes a dar respuesta positiva a su formación, de esta manera se favorece al desarrollo armónico de la persona.

(1) Instituto Hijas de María Auxiliadora 2006. Para que tengan vida y vida en abundancia. Líneas orientadoras de la misión educativa de las Hijas de María Auxiliadora. Ed. CCS pág. 31